¿Qué es la actitud emprendedora?

Por: Joaquín Vergara

Para comprender de mejor forma esta visión que poseen personas capaces de enfrentar riesgos, ser creativos y tomar las oportunidades que se presentan ante nosotros.

¿Cómo se puede apreciar? Esta postura provoca que la creatividad e innovación actúen en un mercado ya existente, modificando las fuerzas que lo mueven para volverlo más competitivo o incluso crear nuevos.

La actitud es más importante que el pasado, que la educación, el dinero, las circunstancias, los fracasos, el éxito, que lo que otras personas piensan, digan o hagan.  Es más importante que las apariencias, los dones o la destreza. Esto Levantará o hará fracasar una empresa, institución, incluso un hogar.  Es lo que mueve a novatos, experimentados o aficionados. La buena noticia es la elección de la visión que se asume en respuesta a toda situación que se presente a diario. Se entiende entonces, que el emprendimiento y la posición que hay detrás, es más bien un estilo de vida que debe estar presente en todas las actividades de las personas, llevándolas a abrir los sentidos y ser conscientes del entorno que las rodea.

Un buen ejemplo de alguien que vive esta actitud emprendedora es la figura de Nicholas James Vujicic, orador motivacional, predicador cristiano y director de Life Without Limbs (organización para personas con discapacidades físicas), quien se ha convertido en un referente y reflejo vivo de esta tendencia, también conocida como “espíritu emprendedor”, definiéndolo como: Una postura elegida para enfrentar la vida. 

Esta mirada puede encontrarse en cualquier persona, sector o negocio. Es posible verlo en un trabajador independiente, en aquel que es empleado en una compañía. Lo importante es tomar conciencia de la relevancia de adoptar esta conducta y ponerla en práctica.  

Para aquellos que consideran que no poseen este “don”, cabe considerar que esto no es excluyente de algunos privilegiados y que es posible aprenderlo, claro, no como un método, pues no posee reglas estrictas, sino más bien tiene que ver con una disposición y forma de enfrentar los desafíos que la vida pone a diario.

Quien tiene esta característica emprendedora es una persona que es capaz de percibir una oportunidad y tiene la motivación, el impulso y la habilidad de movilizar sus recursos internos y externos a fin de ir al encuentro de esta oportunidad. 

Otro ejemplo, es el dibujante Walt Disney, quien junto con superar las barreras que su propio padre le impuso, sufrió el robo de una de sus creaciones: el conejo Oswald, personaje animado del cual perdió sus derechos. Pero este emprendedor, luego de un tiempo, decidió formar una pequeña empresa para realizar un nuevo dibujo animado sobre un personaje navegando por una balsa río abajo, a este personaje le llamó ratón Mickey. El resto de la historia ya se sabe.

Artículos Relacionados

Respuestas